A través de la propuesta que se remitirá al Ejecutivo, se establece la prohibición de venta de bebidas alcohólicas en los comercios en el horario de 22:00 a 8:00 de la mañana. El objetivo de la iniciativa es desestimular el consumo abusivo de alcohol y desarrollar políticas educativas y preventivas.

La Comisión multisectorial para la Regulación del Consumo de Alcohol de Uruguay presentó al presidente de la República de Uruguay, Tabaré Vázquez, el proyecto de Ley integral de regulación de bebidas alcohólicas, por el cual se establece la creación de un registro único de expendedores, se limitará el área de venta, se prohibirán las “canillas libres” en fiestas y la comercialización en petacas en las cajas de supermercados, y se ampliará el horario de prohibición de venta en comercios entre las 22 y las 8 horas en Uruguay.

La Comisión multisectorial presentó este martes 14 de marzo sus propuestas de consenso para una futura Ley integral de regulación de bebidas alcohólicas.

Asimismo, se prohibirá la venta de petacas en las cajas de los supermercados.

Otros de los aspectos es la creación de un registro único de expendedores de bebidas alcohólicas a través de la Junta Nacional de Drogas.

También se limitará el área de venta de alcohol en los diferentes comercios con la fijación de un porcentaje del área comercial.

En el proyecto de Ley se establece la prohibición de las “canillas libres” en boliches y otros lugares de esparcimiento.



De la presentación del proyecto participaron la senadora Verónica Alonso del Partido Nacional, y los diputados Luis Gallo del Frente Amplio y Daniel Radío del Partido Independiente.

Alonso se refirió a la importancia de “retardar la edad de inicio de consumo de los jóvenes, no como una política prohibitiva, sino preventiva y educativa”.

Aseguró que “la publicidad no es un tema menor”, por lo cual dijo que es importante “tomar la autorregulación con la que cuenta la Cámara de Auspiciantes del Uruguay, con una limitación específica en espectáculos deportivos y en lo referente a auspicios”.

Gallo dijo que “todo apunta a “desestimular el consumo masivo y en edades tempranas y, por eso, se focaliza el tema en los jóvenes y en el sistema educativo”.

Por su lado, Radío remarcó que “más del 85% de la población tiene un consumo no problemático del alcohol”.

Remarcó que “no hay una actitud represora, sino de atacar los problemas en línea con las anteriores determinaciones sobre la prohibición del consumo a la hora de conducir vehículos”.

Dijo que es importante que el sistema de salud fortalezca los espacios adolescentes para el abordaje integral, porque el consumo se inicia a edades tempranas.

Fuente: La Red 21