El anuncio cuanto menos llama la atención. Alquileres irrisorios y 2.000 euros de regalo por mudarse a Bormida, un pueblo de montaña en la región italiana de Liguria. Eso es lo que ofrece su alcalde, Daniele Galliano, como medida desesperada para aumentar la población. Actualmente residen allí solo 394 y la cifra no deja de descender.

Antes de ver como su localidad se convierte en otro pueblo fantasma, el alcalde se ha propuesto lanzar una fuerte campaña de comunicación y marketing en las redes sociales. Aparte del cheque regalo para facilitar la instalación, Galliano asegura en Facebook que se alquilarán domicilios en el pueblo por solo 50 euros al mes, 120 si se trata de una casa familiar. Unos precios imposibles de encontrar en las grandes ciudades.

De momento es solo una propuesta que debe aprobar el consejo municipal

Tal y como informa The Guardian esta medida desesperada no será efectiva de forma inmediata, todavía es solo una idea que debe ser aprobada por el consejo municipal y se deben definir ciertos detalles. A pesar de ello, de prosperar la propuesta de Galliano se estima que sería a partir de 2018.



El anuncio público inicial en Facebook del alcalde recibió multitud de mensajes de posibles nuevos vecinos. Según Business Insider se interesaron en mudarse a Bormida personas de Reino Unido, Estados Unidos, Brasil o hasta Uganda. Galliano se vio sobrepasado ante tanta respuesta y ocultó la oferta momentáneamente. Horas más tarde agradeció en su red social tanto interés, aseguró que en los próximos días darán más detalles y lamentó no poder responder a todos los que le escribían por ser demasiados.

El problema de esta iniciativa es que al ser un pueblo con menos de 400 habitantes las ofertas de empleo son escasas. Algunos de los interesados contestaron a Galliano que estaban dispuestos a mudarse y renunciar al cheque de 2.000 si les garantizan un trabajo fijo en Bormida, pero eso se antoja más complicado.

Aún así, un concejal que prefirió mantener el anonimato en The Guardian contó que el suyo era un pueblo muy acogedor. “Estamos en lo alto de una zona montañosa, pero el mar también está cerca. quí tenemos un estilo de vida saludable y respiramos aire limpio”.

Les dejamos un mapa por si no conocen:

Fuente: La Vanguardia