El Gobierno de Argentina lanzó un plan que propone limitar el uso de esos dispositivos una vez sustraídos, con la esperanza de que, si su uso se acota, también lo haga el delito.

La estrategia es que a partir de este martes, todos los celulares que sean denunciados como robados, perdidos o falsificados serán bloqueados y no funcionarán en ninguna red del país: Claro, Movistar, Personal ni Nextel.

Procedimiento para bloqueo de celulares robados

Habrá una “lista negra”. Así es, cuando alguien con un teléfono que forme parte de esa nómina tenga la intención de cambiarle el SIM, la compañía lo detectará y lo bloqueará de manera automática.

Además, se darán de baja todos los celulares con un IMEI (el número de serie único de cada aparato) que sea “inválido”.

La iniciativa es llevada adelante por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), la Agencia Gubernamental de Control (AGC) y la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) porteñas y la Dirección Nacional de Migraciones.

Para que la gente no compre teléfonos que sean robados sin saberlo, antes de adquirir uno usado, habrá que asegurarse sobre su procedencia. En la página web del Enacom estará la “lista negra” con todos los IMEI bloqueados.

Para saber cuál es el IMEI, en los teléfonos con Android hay que ingresar el código *#06#. En los iPhone, hay que ingresar a Configuración/General/Información y buscar el número.

Para aquellos a los que les hayan robado el celular, el hecho se podrá reportar al número gratuito *910. Desde ese momento, formará parte de la lista negra. Un detalle: para hacerlo habrá que saber de antemano el número de IMEI, y no sólo el número de teléfono.


Campaña en redes sociales

En las redes comenzó una campaña para difundir la noticia de parte de las autoridades argentinas, que abarca piezas gráficas y tutoriales de cómo denunciar los robos.

Denunciar los robos o extravíos

La denuncia es clave, fundamental. Es el primer paso para que ese equipo no sea utilizado y sea dado de baja por el sistema que comienza a funcionar a partir de este martes, ya que todos los equipos que sean denunciados como perdidos, robados o falsificados serán bloqueados y no podrán funcionar con ninguna red móvil del país.

Tras la denuncia, el IMEI (la identificación, el DNI del aparato) entra en una base de datos que desactivará ese aparato en cuanto se le quiera insertar una nueva tarjeta SIM. Se cree que unos 4000 equipos serán bloqueados por día.

Desde finales del mes de mayo el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad viene realizando una serie de inspecciones en locales de venta y reparación de celulares para frenar la comercialización de teléfonos robados.

El ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Martín Ocampo, señaló que “se busca desmantelar las mafias que están detrás del robo de celulares y que generalmente conviven con los motochorros. Queremos mandar un mensaje muy claro: no permitiremos la comercialización de teléfonos celulares robados en la Ciudad, y vamos a seguir desbaratando estas cuevas de comercio ilegal todas las veces que sea necesario”.

Fuentes: Clarín | Merca 2.0