La Superintendencia de Administración Tributaria iniciará auditorías a personas individuales que no reporten sus ingresos por el rubro de cuchubales, ya sea en Guatemala o en el extranjero, y que hayan omitido el pago de impuestos por esos recursos.

La auditoría solamente se va a realizar si resulta sospechoso por otros cruces de información que hacemos nosotros, el hecho de traer los recursos no implica una auditoría, si por otros cruces de información resulta candidato sí le vamos a revisar no solamente la cantidad que retornó sino los otros indicios que hemos encontrado en los programas que tenemos de fiscalización“, explicó un vocero de la SAT.



Un cuchubal es un mecanismo de financiamiento informal, por medio del cual un grupo de familiares o amigos, acuerda aportar una cantidad de dinero que mensualmente reúnen los integrantes del mismo. El orden en que se recibe se puede decidir de varias maneras, típicamente el organizador toma el primer turno, este es un privilegio que tiene que ver con la responsabilidad y las molestias que implica coordinar la captación y entrega de los fondos, pudiendo los demás turnos rifarse entre todos los demás miembros del grupo.

El ente recaudador dijo que al impuesto omitido le calcularían recargos, actualización y multas. Las multas pueden variar y pueden ser el 70 por ciento de la contribución omitida actualizada o si se autocorrige permite que se vaya disminuyendo esa multa.

Por cada uno de los ejercicios de ese dinero, calcularíamos el impuesto con sus multas, actualización y recargo, esa es la contingencia del contribuyente que decide no retornar“, finalizó el entrevistado.