El Registro Nacional de Personas de Guatemala anunció de que a partir de este mes, las personas interesadas en inscribir a sus queridas mascotas, perdón, hijos, ya los podrán registrar como cualquier otro ciudadano guatemalteco.

Hemos observado que en los últimos meses las personas quieren demasiado a sus mascotas y hasta forman parte más importante en sus vidas que su misma familia, por lo que daremos estas facilidades y así ser inclusivo con todos“, declaró un vocero del RENAP.

Un Perrhijo es una nueva tendencia que surge a raíz del cambio del concepto familiar papá, mamá e hijos, ahora son más las parejas o personas solas que postergan cada vez más el nacimiento de los hijos por el cumplimiento de metas personales o de pareja, esto deja de lado la idea de la maternidad/paternidad y es ahí donde las mascotas, principalmente perros vienen a hacer el papel de sustituto de bebés que conlleva responsabilidades pero nunca las mismas que lo haría un hijo, por eso Perro-Hijo.



En nuestras sedes podrán tramitar tanto fe de edad, como DPI para los perros mayores y solo deberán ir acompañados de sus dueños, perdón, sus padres”, finalizó el entrevistado.

Corresponsales de Diario El Informal conocieron que este trámite solo aplica para perros, ya que a los gatos no les gusta este tipo de ridiculeces.

En nuestro afán de informar formalmente a la población, nos dimos a la tarea de identificar los puntos por los cuales usted tiene un perrhijo, si aún no se ha dado cuenta o no lo ha aceptado, (igual no se preocupe, su entorno ya lo sabe):

  • Tiene un montón de ropa para cada temporada, accesorios y juguetes para divertirse y que sean de utilidad, cada uno de ellos elegido según su estilo y personalidad. El perro, no usted.
  • Lleva una alimentación rigurosa, muy cuidada o sólo consume alimentos gourment de primera calidad. De nuevo, el perro, no usted que se conforma con comer tortillas con frijoles.
  • Convive más con personas que con perros, acude a reuniones de familiares como fiestas infantiles o comidas. Sí, el perro, no usted.
  • Tiene una rutina de embellecimiento, uñas, cortes, moños, a la última moda. Ha estado en el salón de belleza más veces que usted.
  • Ha tenido sesiones fotográficas para poder rememorar esos bellos momentos de su infancia.
  • Tiene apodos como mi hijo, mi niña, mi bebé, etc. dichos con voz de ternura o de bebé.
  • Le preocupa que se queden sólo en casa porque se pueden poner tristes si tus no estas.
  • Les has hecho una fiesta de cumpleaños, recibe regalos, hay perros y humanos invitados.
  • Su tema de conversación preferido es obviamente sobre el chucho, perdón, perrito y todas sus gracias, travesuras, etc.
  • Hace siempre énfasis en que es más que una mascota, y no te gusta que lo traten como tal, es un miembro de la familia y se puede sentar en la misma mesa que el resto de las personas.