Mediante el decreto 10-2017, la Municipalidad de Guatemala ha anunciado que la zona 1 y algunos lugares aledaños al área en la que se encuentra asentada la Nueva Guatemala de la Asunción, antes de que se expandiera, ahora se llamará “Centro Hipstórico” debido a un resurgimiento de alguos de sus habitantes y/o vecinos.

Nos hemos dado cuenta que esto será un cambio que queda ad hoc con la gente que vive actualmente en el Centro Histórico“, informó Carlos Sandoval, vocero de la MuniGuate.

¿Por qué el cambio?

Esto obedece a que “ya hay muchos hipsters en el centro” (sic), según aseveró el propio alcalde Álvaro Arzú, quien aplaudió que el concejo municipal haya apoyado la moción del cambio.

Por otra parte, hay que tener consideración con estas personas que aportan a la sociedad, sobre todo con sus críticas, “ya ve cómo joden con lo de las procesiones, pero nadie les dice nada cuando andan exponiendo su pseudo arte por algunos lugares, o maltratando a medio mundo en redes sociales“, indicó Sandoval.

Nos hemos dado cuenta que la proliferación de hipsters y uno que otro millenial ha demandado cambios en el centro”, asegura Sandoval.



Esta gente siempre demanda sus derechos en todo, derecho a libertad de locomoción, derecho a fumar marihuana, derecho a orgías, derecho a libre emisión del pensamiento, derecho a andar en pijamas en la calle si se les antoja, derecho a defender (o no) el aborto, derecho a apoyar (o no) la pena de muerte, derecho a sacarse los mocos… y en definitiva, un montón de derechos que no se pueden dejar pasar o desatender“, dijo Arzú en una corta entrevista hasta que se enojó porque se le abordó el tema de Tribunales.

Parte del decreto dice:

Artículo 1. Nuevo nombre del Centro Histórico. Se decreta el cambio de nombre a los límites de la traza original de la ciudad (hoy parte de la zona 1) como “Centro Hipstórico” obedeciendo a las demandas de la mayoría de vecinos de aquella zona.

Artículo 2. Toda persona individual o jurídica debe llamar como “Centro Hipstérico” al lugar aclarado en el artículo 1, en caso contrario, se multará con una suma de Q5 mil a toda aquella persona que no ejerza la acción demandada en el presente artículo.

Artículo 3. No hay zafe para las multas.