Este jueves por la tarde trascendió que las autoridades guatemaltecas detectaron que un mensaje que circula en WhatsApp, firmado por Karelis Hernández, fue enviado desde el interior de la cárcel para mujeres Santa Teresa, zona 18.

Diego Teos, jefe  de la Unidad contra Delitos Informáticos de la PNC, indicó que dicho departamento realizó inteligencia para determinar que ese mensaje, que llegó a algunos usuarios de manera escrita o como audio, efectivamente salió de ese centro carcelario.



Estamos determinando mediante una requisa a la persona que emitió ese mensaje, ya que podría estar vinculado con extorsión o similares“, indicó Teos a nuestro reportero Tomás Orin.

Por otra parte, la PNC cree que en uno de los primeros mensajes se determinó que iba firmado con las letras “R.B.“, pero aún se investiga si se trata de iniciales de alguna reclusa o de algún tipo de código secreto que el emisor envió por error y que fue pieza clave para las averiguaciones.

Recuerde que ahí hay varias mujeres recluidas que tienen antecedentes con lavado de dinero, extorsión, delitos contra la vida y un sinnumero de señalamientos, pero aún no hemos determinado si se trata de la firma o iniciales de alguien“, aseveró el funcionario.