El presidente de la República, Jimmy Morales, estará presente para el paro nacional al que han convocado varios sectores civiles el 20 de septiembre de 2017, según lo confirmó el vocero Heinz Hiemann.

Morales, quien tendrá una reunión con integrantes del Consejo de las Américas ese mismo día, saldría volando, literalmente, después de ello para integrarse a las protestas en su contra a eso del mediodía, al salir del aeropuerto internacional La Aurora.

“El presidente, comprometido con el pueblo de Guatemala, tal como lo viene diciendo desde su película “Un presidente de a sombrero”, apoyará todo movimiento que esté en contra de la corrupción e impunidad”, dijo Hiemann.



Ademas, el presidente mismo pedirá la renuncia de los diputados ya que “se les ha pasado la mano con sus decisiones y deben respetar el estado de Derecho, la libre locomoción, y la institucionalidad del país”, aseguró el vocero.

Este fue el último mensaje hacia los políticos “corruptos” emitido por el presidente:

Con esta decisión, el presidente Morales imita a su antecesor, Otto Pérez Molina, quien se unió a las protestas del 2015.