El Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil (PNC), investiga una red de extorsionadores que se hacen llamar “Camino a Belén”, roban niños de nacimientos y piden una extorsión de Q50 mil para devolver las preciadas piezas de las familias. 

Norma Rustrián, una de las víctimas explicó que los “extorsionadores ingresan en plena Posada Navideña a la casa y uno no se da cuenta, cuando ya todos se van después del ponche y el tamal, es cuando uno se detiene a ver que el niño ha sido robado; lo primero que hicimos fue llamar a la policía”. 


Los extorsionadores luego llaman a las víctimas para exigir el pago de Q50 mil en efectivo, amenazando con violencia y lenguaje soez. Ramiro Pocasangre, agente destacado en la comisaría 13 de la PNC, sugirió varias medidas de seguridad: “Lo mejor es que todos pongan el ‘Pasito Perrón’ para no perder de vista al niño y tener el nacimiento encendido siempre que llegan visitas”. 

Hasta el momento se han recuperado 3 niños de nacimientos, la PNC trabaja en organizar con mariachis, tamales y ponche la devolución de los niños a las respectivas familias.