Luego de la implementación del Sistema Integrado de Distribución Igualitaria (SIDI), se ha dado a conocer que solamente este medio de comunicación podrá realizar la pauta publicitario a los más de 25 partidos políticos de Guatemala.

La razón es muy simple y sencilla: el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sabe que somos el único medio confiable e independiente para contar con esta disposición.

¿Qué ofrecemos?

Prácticamente, ofrecemos todo lo que los políticos no podrán encontrar en los demás “medios de comunicación” guatemaltecos.

Y todo esto inicia, por supuesto, con nuestro paquete extraordinario para las Elecciones Generales 2019.

Nuestras tarifas:


  • Canales abiertos: Q25,000
  • Prensa escrita: Q15,000
  • Diarios digitales: Q20,000
  • Redes sociales: Q200,000.

Cada una de las cifras es por un total de 25 palabras en cada pauta. En el caso de los anuncios televisivos y/o que tengan que ver con material audiovisual, estos precios corresponden a 5 segundos.

¿A quién lo ofrecemos?

Prácticamente, a todos los partidos y/o candidatos que se inscriban para la próxima contienda electoral. Pero, particularmente, a los que tengan dinero.

No tenemos bandera política, no tenemos ideología (no somos como los tontuelos que engañan a sus seguidores con la derecha e izquierda), no discriminamos, no nos importan las edades, sexo, raza, en fin, no nos importa nada.

Algunos ejemplos:

  • No nos importa si es un hijo de general genocida fallecido
  • No nos importa si es su octavo o sexto intento por llegar a la presidencia
  • No nos importa si su papá “murió”, pero en realidad está en España
  • No nos importa si nos viene a dejar su pauta en una “carreta de supermercado”
  • No nos importa si le llaman “el señor querellas”, no nos importa.
  • No nos importa si su partido empieza como semilla y termina de terminar.
  • No nos importa si solo es un títere de quienes se peinan estilo “lamido de vaca” y son dientudos, no nos importa.
  • No nos importa si es kaibil, boina verde, boina roja, boina rosada, etc.
  • No nos importa si llegó con un sombrero ridículo a su presentación como candidato.
  • No nos importa si “ya la hizo” con discapacitados, y ahora la quiere hacer con el resto.
  • Etc.

Lo único que nos importa es su dinero. Eso sí, una vez paute con nosotros, y si no lee las letras pequeñas de su contrato… no nos importa.

Puede escribir a: [email protected] si no quiere quedarse fuera de la campaña electoral.