El crítico nivel de densidad de la Línea 1 del metro, con siete pasajeros por m {+2} -uno de los mayores del mundo-, fue uno de los motivos que tuvo en mente la Presidenta Michelle Bachelet al encargar los estudios para construir una nueva línea del tren subterráneo, para lograr descongestionar a la fundacional.

Ese tema central se reflejó en el proyecto de la Línea 7, dado a conocer en mayo por “El Mercurio”, que establece un recorrido de 37 kilómetros, con 21 estaciones entre Renca y Vitacura.

Aunque el plan original reducía los pasajeros de la Línea 1 en 26,3 millones al año, la empresa estatal buscó optimizar ese impacto y resolvió cambiar el trazado de la futura Línea 7.

Ahora, la “línea gris” no irá por avenida Andrés Bello, como se proyectó originalmente, sino que avanzará en paralelo a la 1 por avenida Providencia. Asimismo, ya no combinará con la Línea 1 en Salvador, sino en Pedro de Valdivia. De paso, el nuevo trazado eliminará las anunciadas estaciones en La Concepción y Suecia.

Es una Línea 7 más competitiva con la Línea 1, al tener un carácter expreso. Llega al corazón de Providencia, en Pedro de Valdivia“, explica el presidente de Metro, Rodrigo Azócar.

Añade que la modificación logra reducir en 26,6 millones los pasajeros anuales de la Línea 1, 300 mil más que el trazado por Andrés Bello. “Representa una baja de 20% respecto del flujo actual“, precisa el directivo.

Línea 6 se extenderá

El proyecto avanzará al oriente por avenida Vitacura. En su esquina con Isidora Goyenechea combinará con la recién inaugurada Línea 6, que para ello será extendida en una estación desde Los Leones, su actual terminal.

Esto genera una descongestión de Los Leones, que era algo que preocupaba mucho a la alcaldesa de Providencia. Y genera una mayor lógica de combinación con la Línea 7. Eso va a permitir que un pasajero que venga desde el sur y la zona poniente, pueda seguir más allá en el oriente“, detalla Azócar.



Para el especialista en transporte y urbanismo del MIT Raimundo Cruzat, las modificaciones en Providencia “son correctas y tienen más sentido. Esto hace necesario incluir los cambios en las bases de licitación de los buses del Transantiago, porque esto debiese generar la salida de muchos recorridos que son de la empresa Express, y que están siendo licitados”.

“Nuevo centro”

Un tercer cambio se observará en Las Condes. En lugar de avanzar al oriente desde Alonso de Córdova por avenida Kennedy, el trazado seguirá por Cerro Colorado. Ahí habrá una estación con salida al Parque Araucano, que servirá a los oficinistas que trabajan en el polo laboral de Rosario Norte y Nueva Las Condes, definido por diversos urbanistas como el nuevo centro de servicios de Santiago.

Luego, la línea volverá a avenida Kennedy y terminará, como fue anunciado, en Estoril.

En cifras, el proyecto optimizado aporta 97,9 millones de pasajeros anuales a la red de metro, casi 13 millones más que los 85 millones que añadía el trazado original de la Línea 7, confirmado por la Presidenta Bachelet en su mensaje del 1 de junio.

Pese a los cambios, según Metro, la propuesta no aumentará el costo original de US$ 2.528 millones, pues la extensión de la Línea 6 en un kilómetro será compensada por el recorte de 21 a 19 estaciones de la Línea 7.

La modificación sí incidirá en los plazos: si la Línea 7 original iba a ser inaugurada hacia 2025, ahora la empresa estima que entregará el proyecto -cuyas obras comenzarán en 2020- a mediados de 2026.

Reparos al cambio

El especialista en transporte y urbanismo y concejal por Providencia Tomás Echiburú dice que el cambio realizado por la estatal considera demandas actuales de pasajeros, “pero no incorpora escenarios futuros. Hoy, las mitigaciones del proyecto Costanera Center buscan acercar a las personas a Andrés Bello con vías peatonales y pasarelas, y la Línea 7 permitía generar un plan de movilidad interesante. Avenida Providencia ya está consolidada, además, desde el punto de vista inmobiliario. Esto en Andrés Bello abría un nuevo eje comercial con alto potencial, por el frontis y el parque en el río Mapocho“.

Fuente: Economía y Negocios