Compatriotas.

“Nos enfrentamos a una dura prueba como Nación. Nuestros hermanos nos necesitan y no dejaremos que ninguno de ellos se sienta solo ante esta tragedia.

Tenemos suficiente presupuesto para ayudar a todos los rescatistas y voluntarios en esta dura tarea, no los vamos a dejar solos, su ayuda es muy importante en estos momentos y estamos listos para ayudarlos en su tarea.

Quiero felicitar a todos ellos, heroes distinguidos de esta nación que están ayudando a nuestros hermanos afectados.


Por un momento olvidemos la división y las malas intenciones y acudamos a la ayuda de nuestros compatriotas. Declaro 3 días de duelo nacional y exhorto al Congreso de Guatemala legislar las leyes que necesitamos en estos duros momentos para levantarnos de esta trageida.

Sé, que como guatemaltecos estaremos más unidos que nunca y como presidente de la nación, les envío un mensaje de ánimos, lucha y esperanza, porque hemos logrado superar otros obstáculos y esta, no será una excepción.

Y les digo una cosa, así como lo hizo el presidente Kjell Laugerud García cuando ocurrió el terremoto de 1976, así mismo lo haré yo. Me arremangaré la camisa y me iré a meter a la zona cero para trabajar por mis hermanos guatemaltecos”.

Atentamente
El presidente que merecemos