Luego de perder la final del Torneo Apertura 2016 en la tanda de penales contra la Antigua GFC el pasado domingo, la junta directiva del CSD Municipal ha iniciado a tomar cartas en el asunto para que no se escape otra final más.

Como parte de nuestra responsabilidad en estos fracasos deportivos, hemos decidido contratar los servicios de brujos y curanderos para que nos vaya a chilquear (sic) el estadio porque estas cosas ya no se deben de repetir“, comentó un directivo escarlata que nos solicitó el anonimato.



El estadio Manuel Felipe Carrera se empezó a utilizar en 2012 por Municipal como su sede principal luego de una remodelación a sus instalaciones, desde entonces, el conjunto carmesí no ha ganado ni un título.

La directiva edil pretende “alejar las malas vibras de una vez por todas y que nuestros aficionados, jugadores, cuerpo técnico y hasta periodistas aprovechen para sacar los malos espíritus con agua bendita, aguardiente y ruda“, agregó el entrevistado. “La primer recomendación que nos hizo fue cambiar la gramilla por chilca y luego colocar unos amuletos en las porterías“.

Quisimo obtener las impresiones del chamán, pero se encontraba haciéndole un trabajito a doña Toñita, vendedora de pollo al menudeo en el mercado de la Terminal.