Luego de inaugurar una tribuna por un valor de 250 mil quetzales, según indicó el ministro de la Defensa, Manuel López Ambrosio, maestros de Izabal enviaron un mensaje al presidente Otto Pérez Molina.

Las condiciones en las que maestros se presentan a dar clases son penosas, mientras es incongruente el gasto de una tribuna egocéntrica al de un camino decente en el que puedan caminar los docentes.



Alguna vez el Presidente tuvo un maestro; ojalá se haga realidad el proyecto en Santa Marta Las Flores, Morales, Izabal.