El vocero del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y docente de la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos, Julio Ochoa, ha reconocido que se equivocó al formar un “Banco de Puntos” que “donaría” a sus alumnos si votaban por la planilla que el les solicitaba. Ahora ese “Banco de Puntos” los convertirá en vales de consumo para cualquier Pollo Pinulito.

“No sé qué me pasó esta vez, en otras ocasiones no he tenido problemas con regalar puntos, si mis alumnos con puntos regalados ya estaban sobornados para que no dijeran nada”, manifestó el catedrático Ochoa. “Creo que tendré más cuidado a la próxima”, agregó.



Como habían alumnos que aceptaron el soborno, el catedrático y vocero del TSE, dijo haber negociado con Pollo Pinulito y ofrecer así, vales de comida en lugar de los puntos.

“Ojalá se conformen con una alita de pollo”, concluyó el docente.

*Aclaración: Diario El Informal no recibió ningún menú de Pinulito ni puntos extras por este artículo.