Guatemala, Congreso de la República.- Los conserjes del Congreso de la República de Guatemala, temen por sus vidas, luego de que el presidente del hemiciclo parlamentario, Mario Taracena, revelara los sueldos de varios trabajadores.

Ante esta publicación, el Sindicato de Trabajadores del Congreso (Sintracor) y el Sindicato de Trabajadores del Organismo Legislativo (STOL), se pronunciaron.



“Que quede en la conciencia del presidente del Congreso, cualquier consecuencia que pueda derivar a raíz de la delincuencia dentro del hemiciclo”, dijo Alfredo Tumax, que es supervisor de conserjes en la institución y gana Q30 mil 113.16 al mes.

Loquera

El presidente Mario Taracena también es acusado de provocar efectos psicológicos secundarios en los congresistas, como Orlando Blanco de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que trabando los ojos y a punto de desmayarse, aseguró que no sabía de varias personas que estaban contratadas por su partido y que jamás había visto, “fantasmas”, supuso.

Todos están locos por revelarse los salarios de sus trabajadores y de sus plazas fantasmas en el Congreso.