La tradición de que cada año los niños le piden a Santa Claus sus juguetes por medio de una carta, llegó a su fin. No la acción como tal, sino el medio.



Estamos en pleno Siglo XXI, a estas alturas ya solo mandan cartas los juzgados, los bancos y nadie más“, declaró Santa Claus. “Sale demasiado cansado leer carta por carta y encima con mala letra, así que mejor vamos a aprovechar la tecnología“.

Diario El Informal, comprometidos con llevar la mejor información formal, pone a su disposición los medios y requisitos para escribirle a Santa: