Sir Paul McCartney envió un comunicado a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala en el cual solicita ser considerado como querellante adhesivo al proceso por el que Anabella de León, ex registradora de la propiedad, fue detenida lo que viene siendo el día de hoy.


El comunicado, que fue compartido solo con medios de comunicación serios e independientes, como Diario El Informal, y dice en su traducción al español:

Estimados Señores CIGIC y MP
Guatemala,

El motivo del presente contacto es para solicitar ser incluído o considerado como la figura que ustedes llaman “querellante adhesivo” a cualquier proceso que se abra en contra de la señora Anabella de León.

Tengo la doble responsabilidad moral para con el pueblo británico de vengar:

a) El atropello hecho a nuestra bella lengua inglesa (Seguramente Matteo Renzi, primer ministro Italiano, buscara vengar a Italia por el mismo suceso).
b) El crimen realizado a la canción “Yesterday”, obra de mi autoría junto a John Lennon.



Cualquier oportunidad que tenga para que Anabella de León no pueda volver a poner un pie en un escenario o estudio de grabación, no la dejaré pasar.

Aprovecho para recordarles que en mi calidad de “Caballero de la Corona Inglesa”, cuento con el respaldo de la Reina Isabel.

Nuestros corresponsales lograron comunicarse via Skype con Sir McCartney quien, muy disgustado, pero al mismo tiempo notablemente exaltado por tener a de León tras las rejas, nos dijo: “La señora es uno de los personajes mas nefastos que el mundo artístico ha podido presenciar. Estoy trabajando con la Mayo Clinic, en una investigación relacionada a un paciente con cáncer de orejas quien aduce que los malestares iniciaron posterior a haber escuchado la version de “Yesterday” interpretada por esa señora“.

También continuó diciendo Sir Paul, que el MoMa (Museum of Modern Art) de Nueva York, prepara una demanda en su contra pues temen que con sus pinturas solamente esta “auyentando” a las futuras generaciones del arte moderno.

Esta es una de las pruebas presentadas por Paul McCartney:

Con información de nuestro corresponsal Elmer Homero.