La Sección 8ª de la Audiencia de Barcelona condenó a Lionel Messi y a su padre, Jorge Messi, a 7 meses de cárcel por cada uno de esos tres años. Además, Messi tendrá que pagar multas por más de 2 millones de euros por los tres años, y su padre 1,5 millones.

La buena noticia para el ariete del FC Barcelona y los barcelotecos, es que “la pulga” no irá a prisión. Según las leyes españolas, cuando la sentencia es menor a 24 meses y el acusado no tiene antecedentes penales, la condena no se cumple en la cárcel.

Ante esto, el ex presidente Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, están cotizando los servicios del abogado defensor de Lio Messi para que los defienda en los casos de La Línea, Cooptación del Estado y La Cooperacha.


Está bonito eso de cometer crímenes y no ir a la cárcel, pagar multas ‘chish pisto’ (sic)“, declaró un allegado de ambos que pidió el anonimato. “Ya se están iniciando las gestiones para traerlo a Guatemala y ponerlo al día de los casos“.



No creemos que haya inconvenientes con este cambio y esperamos que el juez Gálvez lo autorice y listo“, finalizó el entrevistado. “De repente y hasta conseguimos que venga Messi a jugar una chamusquita al Mariscal Zavala“.

El FC Barcelona mostró el apoyo al goleador argentino en este comunicado: