Desde la época colonial que María* ha estado deambulando por las calles en la infructuosa búsqueda de sus hijos, y hasta ahora pudo encontrarlos.

Recibimos la alerta de las fuerzas de seguridad de la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala desde hace ya unos siglos usted“, declaró el vocero de la Policía Nacional Civil. “Por suerte ya pudimos resolver el caso“.

Cuentan las señoras que no tienen nada bueno que hacer más que andar de chismosas, que se le conoce a la tal María como “La Llorona“, mote impuesto porque se la pasa por las noches buscando a sus hijos que supuestamente ella misma ahogó en un río, meras suposiciones.

Creo que la gente ya estaba aburrida de tanta bulla de esta dama por las noches y por eso toda la comunidad ayudó en la búsqueda“, finalizó el señor agente.



Diario El Informal platicó un momento con la Llorona, y aunque por estar cerca le escuchábamos de lejos y viceversa al hacer lo contrario, todavía alcanzamos a recabar sus declaraciones: “¡ya encontreee a mis hijoossss!“, decía repetidamente.

Un caballero de diminuta estatura, que enamoraba a todas las señoritas que pasaban por el lugar mientras lo entrevistábamos, y que se dijo ser amigo de la Llorona, nos comentó que ahora ella llora porque no sabe a qué se va a dedicar, ya perdió su razón de ser y la gente la quiere linchar por quitarles el sueño.

 

*Nombre ficticio, nunca se supo su verdadera identidad… como tampoco se supo si en verdad existió o esta historia es verídica. Nadie sabe.

También le puede interesar: El Sombrerón abre cadena de salones de belleza