Juan Manuel Giordano no está lo suficientemente feliz con ser transfuga, también quiere ser transgénero.

El diputado pelea con Aristides Crespo el cetro como el congresista más transfuga de la historia con solo 23 años, teniendo ya 5 migraciones a otros partidos, en esta oportunidad se pasó al bloque “Pro-Progresista“.

Ahora sumaría su sexto cambio si logra cambiarse de sexo en una clínica de Miami, Florida.

Giordano empezó muy joven en la política guatemalteca y algunos ya lo llaman “El Messi del transfuguismo”, ya que a tan corta edad busca destronar el récord de partidos por los que ha pasado.



De pequeño, Giordano también cambiaba mucho de establecimientos educativos, sacó un grado en un colegio diferente hasta juntar 11 recintos académicos en su vida para poder graduarse.

En las camionetas, cuando iba a estudiar, también cambiaba a cada rato de sillón. Sus compañero recuerdan que tampoco se conformaba con tener todos los tazos de Pokemón y los vivía intercambiando con sus compañeros aunque le salieran repetidos, parecido a su regreso al partido Lider años atrás.

La hazaña de Giordano radica en que ha hecho 5 cambios en 3 años, al finalizar este período, las proyecciones son que pase en 6 partidos diferentes y se convierta en el máximo transfuga de la historia.

En el Congreso esperan ver cómo será el nuevo cambio de Juan Manuel Giordano y afirman que “no tolerarán cualquier manifestación de discriminación” en el hemiciclo parlamentario.