El vicepresidente Jafeth Cabrera respondió a los señalamientos de nepotismo en su contra sobre la contratación de sus familiares en el Estado: “tengo tanta familia que no la puedo dejar sin el pan diario“.

Debido a las diferentes reacciones de todos los sectores por las declaraciones del vicepresidente, él ha decidido mejor invertir en una panadería para que toda la familia pueda trabajar“, declaró un allegado al vicemandatario.



Diario El Informal conoció que los planes son muy grandes para este negocio y quieren quitarle mercado a grandes empresas ya establecidas como San Martín o la propia Bimbo.

Los planes son ambiciosos, esta llegará a ser la panadería más grande del país, pero mientras vamos a vender en las tiendas de barrio y a las señoras que venden panitos (sic) cerca de todas las empresas por las mañanas“, concluyó el entrevisstado.

Hasta el cierre de este artículo no se sabía cual sería el nombre comercial de este negocio, pero ya investigamos que tanto el vicepresidente Cabrera como sus familiares, ya están en un curso de panadería en el INTECAP.