Los principales cabecillas de La Línea, el expresidente Otto Pérez Molina, así como la ex vicemandataria Roxana Baldetti, han informado desde sus respectivas cárceles que exigen la parte que les corresponde del pago realizado por Aceros de Guatemala.

En primera instancia se les indicó que una cosa no tiene que ver con la otra, es decir, el caso La Línea no tiene nada que ver con el pago realizado por Aceros de Guatemala, sin embargo, hicieron caso omiso de esta explicación realizada por personeros de la SAT.



“Mire, a mí que no me vengan con cuentos porque de plano van a querer hacer otro circo u otra persecución política con este caso… yo quiero mi pisto nada más”, indicó muy molesto Otto Pérez Molina.

Por su parte, Baldetti dijo: “Yo le juro por la vida de mi madre que está muerta, quien dicho sea de paso está siendo festejada hoy en el cielo, que este sería el primer ingreso que me llegaría de La Línea, en lo demás no tengo nada que ver”.

Un portavoz de la SAT, quien prefirió el anonimato, expresó que en los siguientes días se dilucidará si realmente le dan su parte o no a Otto Pérez y Roxana Baldetti, pues “se lo merecen”, indicó.