El empresario Gustavo Alejos Cámbara, señalado por el Ministerio Público de negocios fraudulentos con medicamentos, se entregó a la justicia este lunes.

En octubre recién pasado, el MP declaró prófugo Alejos y el Juzgado Sexto Penal lo declaró en rebeldía mientras llevaba a cabo la audiencia de primera declaración de 11 señalados en el escándalo de corrupción por la compraventa de medicamentos en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social.



Quería empaparme bien del caso“, explicó Alejos a medios de comunicación como razón para no presentarse antes a la justicia.

Gustavo Alejos en Torre de Tribunales, dice que su entrega es para que su familia disfrute fiestas de fin de año.

Ampliaremos.