Un estudiante de la Escuela Oficial Urbana Mixta No. 31 Darío González, ubicada en Mixco, fue expulsado debido a que no prestó la atención correspondiente al presidente de la República, Jimmy Morales Cabrera.

El niño, de quien no se sabe su nombre debido a que la dirección del centro educativo no quiso aclararlo a este diario, no solamente fue expulsado, sino que se llevó también una gran reprimenda por su falta de atención.



Su único pecado fue no escuchar la fábula de “La liebre y la tortuga”, contada por el presidente Jimmy Morales.

“Si no prestas atención a esta edad, no lo vas a hacer nunca”, le replicó el director de la institución, mientras era observado por el presidente Morales y por el comentarista deportivo Edgar Galindo, parte de la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, quienes vigilaban que, en efecto, fuera expulsado definitivamente.