Luego de conocerse que la Organización Mundial de la Salud (OMS) diera a conocer que incluyó a la carne roja en su lista de sustancias que pueden producir cáncer, la Gremial de Agricultores de Verduras de Hoja Verde (GAVHV) ha dado a conocer su postura ante esta situación mundial.

La verdad, para nosotros es una gran noticia ya que nuestros productos serán realmente valorados, algo que no sucedía. Sin embargo nos preocupa ya que nosotros, realmente, así en serio, no tenemos la capacidad de producción necesaria para alimentar a toda la gente que va a dejar de comer carne“, argumentó el representante de la GAVHV.

Y es que se prevée que las amas de casa, al preocuparse por la salud de sus familias, cambie la carne roja y procesada por productos vegetales con altos nutrientes como la espinaca, la lechuga y la berenjena.



En el caso de la berenjena, pues no es tanto el problema porque a casi nadie le gusta. Solo a la gente que frecuenta esos restaurantes finos, que es la minoría de Guatemala. Pero espinaca sí se consume mucho, en caldito, tortitas, con fideos, hasta a los frijolitos se le puede echar.  Y la lechugita en ensalada pues es algo que siempre está presente“, se refirió el representante de la gremial respecto a la viabilidad alimenticia de estos productos.

Realmente la preocupación de la gremial, es porque al no tener nosotros la capacidad de despachar suficiente espinaca y lechuga al mercado, la demanda será muy alta y la oferta muy poca… y eso produciría hiperinflación en estos vegetales, así como sucede con algunos productos en Venezuela“, concluyó el agremiado.

Intentamos contactarnos con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) al respecto de la posible hiperinflación de dichos alimentos, pero se encontraban en medio del Jaripeo pre-convivio navideño, una actividad programada como inicio de los convivios navideños de esta institución.

Con información de nuestro corresponsal Quique Himmler.