La actual diputada del Congreso de la República, Daniela Beltranena, quien llegó a aquel puesto de gobierno en sustitución de Pedro Muadi, ha enviado una petición muy sentida y honesta para todo el pueblo de Guatemala.

Quiero que oren por mí, mientras estoy siendo investigada, pues ya no tengo antejuicio. Dios les recompensará”, fué la sincera petición que la legisladora lanzó, a modo de clemencia, a toda la población.

“Tengan piedad…”, dijo. “Me acusan de unas plazas fantasmas en Aeronáutica Civil, pero yo jamás haría eso porque… ¡le tengo miedo a los fantasmas”, indicó la joven y guapa parlamentaria.



Al mismo tiempo, Dani -como es llamada cariñosamente por nuestro reportero Tomás Orín- indicó que se preparó muy bien para enfrentar la investigación en su contra, misma que será encabezada por la juez pesquisidora Benicia Contreras Calderón, pues tuvo mucha fiesta y todavía se echó “dos colazos” en aquel famoso jet, junto con sus amiguis (sic).

Pero dejando a un lado la apretada agenda que Beltranena tuvo socialmente para las fiestas de fin de año, misma que incluyó mucho sexo, drogas y rock and roll, ahora esto ya es parte del pasado y se encuentra centrando todas sus fuerzas en las oraciones a lo más alto. “Le estoy pidiendo a Diosito para que no me pase nada y quisiera que el pueblo me acompañe, que se haga una cadena de oración por mi”.

Nos unimos a la petición de “Dani” y oramos por ella.