Roberto García viste la bandera de Casa de Dios