El alcalde metropolitano Álvaro Arzú anunció la edificación de un muro en el denominado Paseo La Sexta para evitar de una vez por todas que se instalen ventas callejeras en el lugar y evitar que se repitan los penosos incidentes del jueves 10 de noviembre.

El alcalde está muy molesto por lo que pasó con los vendedores y como él no se deja extorsionar, ya decidió que esto es la mejor solución a todos los problemas de los vecinos“, declaró un vocero de la comuna capitalina.



Vendedores ambulantes que ejercen habitualmente su labor en la Sexta Avenida del Centro Histórico de la capital de Guatemala se enfrentaron a agentes de la Policía Municipal cuando estos trataban de desalojarlos. El saldo fue de varios destrozos en monumentos, paradas de Transmetro y negocios locales.

El muro tendrá aproximandamente cuatro metros de altura y se extenderá desde el Palacio Nacional de la Cultura hasta el Palacio Municipal, contará con aislamiento acústico, iluminación y vigilancia“, finalizó el entrevistado.

Corresponsales de Diario El Informal consultaron de como iba a ser financiado el proyecto, a lo que solo se obtuvo la respuesta de “ustedes no lo saben, pero ya lo pagaron“.