“Había un presidente mexicano que dice que a la gente se le paga o se le pega. Yo opté por lo segundo”. Con esta ilustre frase el alcalde capitalino Álvaro Arzú introdujo al Salón de la Fama a una mujer que le pegó a un hombre en los testículos.

El alcalde Álvaro Arzú se refiere a su actividad como presidente en el país, en la que la violencia fue el pilar de su democracia… moderada.



El hombre, ahora en el hospital, recibió una patada en los testículos por parte de su mujer, ya que ésta descubrió fotografías con otra mujer, que no fue identificada, pudo haber sido su mamá, su hermana, su tía, pero no se supo esta información al cierre de la edición.

La mujer fue condecorada por ser ejemplo para muchos agentes municipales, en especial a la Policia Municipal de Tránsito (PMT), quienes últimamente se han fascinado por los “morongazos” como el alcalde los denomina.