El flamante presidente de la República, Jimmy Morales, dejó varias consignas antes de ir a pasear a participar a la Asamblea de las Naciones Unidas desde este martes.

Todo comenzó el lunes, cuando prácticamente, sin remedar, le escupió en la cara a los medios de comunicación que, independientemente de lo que paute cada quién, les llamó “faferos”, lo cual causó repudio e indignación, incluyendo a este diario.

Pero después de despotricar sin fundamentos contra la prensa, se puso a bailar con varios garífunas como si nada hubiese pasado. ¡Quién como el presidente que manda!

Sin embargo, lo más alarmante y preocupante de todo es que el martes salió publicado el Decreto Gubernativo 5-2016 (precisamente el día en que Jimmy se va a Nueva York) disfrazado de Estado de Prevención, pero que tiene un racimo de “medidas” que podrían afectar los derechos de los guatemaltecos.



Por ejemplo:

  • El inciso b indica: Limitar el derecho de libre locomoción, cambiar o mantener la residencia de las personas en los lugares afectados o en riesgo de serlo, siempre que las circunstancias lo demanden. (Inciso casi idéntico al numeral 2 del Artículo 15 del Capítulo IV del Estado de Calamidad Pública, de la Ley de Orden Público).
  • El inciso j dice: Exigir a los órganos de publicidad o difusión, que eviten todas aquellas publicaciones que a juicio de la autoridad contribuyan o inciten a la alteración del orden público. Si la prevención no fuere acatada y sin perjuicio de otras medidas, se procederá por desobediencia contra las responsables. (Inciso idéntico al numeral 7 del Artículo 8 del Capítulo II del Estado de Prevención de la Ley de Orden Público).
  • El inciso g dice literalmente: Fijar las condiciones bajo las cuales pueden ejercitarse los derechos de huelga o paro, o prohibirlos o impedirlos cuando tuvieren móviles o finalidades políticas. (Inciso idéntico al numeral 2 del Artículo 8 del Capítulo II del Estado de Prevención de la Ley de Orden Público).

Ante esto, surgen varias preguntas para la redacción de este humilde diario:

  • ¿Será que este Decreto Gubernativo 5-2016 es un “chirmol” de varios capítulos de la Ley de Orden Público? (Que a todas luces parece que sí)
  • ¿Será que Jimmy Morales terminó de dar su golpazo fulminante a la prensa con este Decreto, luego de llamarle el lunes “fafera”? (Especialmente con el inciso j del mismo)
  • ¿Es posible que los tentáculos de la cúpula militar que está detrás del binomio presidencial (especialmente del vice) ya están haciendo valer sus caprichos?
  • ¿Todo esto es una reacción a los “clavos” de la familia presidencial? (De los cuales, seguramente se seguirán destapando detalles, especialmente relacionados al señor Othmar Sánchez).

Pero aparte de estas preguntas, también pusimos a trabajar a nuestros cerebritos y surgió una interrogante sencilla, sin mala intención y probablemente muy adecuada a la crítica de este Decreto: ¿Qué carajos tienen que ver estas “limitaciones decretadas” con las lluvias? En todo caso, ¿Por qué se hizo a nivel nacional? Si por ejemplo en el corredor seco no llueve en muchos meses.

Finalmente, queremos disculparnos con nuestros amables lectores por dejar un momento el humor y sátira, para tratar de hacer una ínfima crítica y sobre todo, un “pequeño” llamado a su reflexión y de paso, puedan tratar de responderse las anteriores interrogantes.