Luego de pasar burlándose de los lectores todo un año, hoy los medios de comunicación, en el Día de los Inocentes, pueden hacerlo descaradamente.

Pasamos leyendo datos incorrectos, declaraciones ajustadas, entrevistas pagadas, infomerciales políticos, campañas adelantadas y un sinfín de material sesgado y manipulado, que hace que hoy y todo el año nos asiente bien el título de “inocentes”.

Desde Diario El Informal buscamos transmitir humor como antítesis de la realidad que los medios transmiten y como siempre hemos expresado: queremos alertar al lector a que no caiga en esas trampas mediáticas que buscan manipular la opinión pública.

Los medios de comunicación tienen hoy 24 horas para jugar a ser “Informales“, luego de pasar 365 días del año jugando el papel de bufones sin saberlo.



Las noticias en los canales nacionales se han convertido en la mejor tira cómica. Los presentadores son unos payasos, que celebran el Día del Periodista como si este ejercicio se redujera a sentarse a leer un telepronter.

Periodistas que organizan sus propios premios y que coronan a la reina de la corrupción como la “más accesible a la prensa”. ¿No les da risa?

Ese cáncer viene desde el director hasta el empleado de piso, que hacen funcionar esas máquinas de desinformación masiva con la justificación inmoral de “trabajar por necesidad”, la misma necesidad que elevan e imponen en sus mismos canales y medios de comunicación (paradoja, le llaman).

En fin… hoy se dan ese gusto amargo, de querer ser lo que no pueden ser todo el año: libres.