Interrumpiendo sus vacaciones y en un gesto muy humanitario, Lionel Messi visitó a Cristiano Ronaldo para ver la evolución de la lesión en su rodilla ocasionada en la final de la Euro 2016 ayer domingo.

Lio estaba muy preocupado por Cristiano y decidió irlo a visitar y llevarle un arreglo de globos“, declaró un vocero del delantero argentino. “También llegó con su señora y sus hijos“.



Tras la primera exploración de los servicios médicos de Portugal, el diagnóstico es esguince del ligamento lateral interno de grado I en su rodilla izquierda para CR7.


“Cristiano se mostró muy agradecido con la visita de la pulga y pasaron un buen rato charlando de fútbol y las impresiones tanto de la Copa América como de la Euro”, concluyó el entrevistado.