El presidente de Guatemala es un gran fanático del fútbol.