Los equipos de Guastatoya y Antigua GFC disputan la final del Apertura 2015 en el fútbol nacional y todo apunta a que esto es gracias a la desaparición del presidente de la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala (Fedefut), Bryan Jiménez.

“Que jueguen dos equipos departamentales la final es gracias a que ya no está Bryan Jiménez para decidir quienes van a jugar la final”, dijo uno de los asistentes al partido en Guastatoya.



Jiménez es acusado de corrupción en la Fedefut por los Estados Unidos, pero aún no aparece luego de que intervinieran las oficinas de la Fedefut. Otros asistentes al primer encuentro de la final afirmaron que Jiménez procuraba finales masivas con el fin de lograr mejores réditos económicos para la Fedefut y su “organización”.

“Sin duda una final departamental no significan los mismos ingresos que una final con equipo capitalino y con más seguidores, pero qué bueno que está desaparecido y que ni aparezca, estamos mejor así”, concluyó una aficionado de Antigua.