Muchos incluyendo el Ministerio Público, Policía Nacional Civil y el  FBI, creían que Bryan Jiménez expresidente de la Fedefut, estaba jugando escondite junto a su amigo del alma Gustavo Alejos,  pero todos estábamos alejados de la realidad sobre su ubicación, luego de que las autorizadades lo declararan a paso de tortuga como prófugo de la justicia por casos de corrupción en la FIFA.

Para todos fue un asombro cuando por medio de la señal de un canal internacional que transmitió el mundial de clubes, al momento de la premiación que dio fin al  torneo, aparece en representación de la FIFA el Dr. Jiménez para la entrega de trofeos y medallas respectivas.



Al consultarle a Jimenez sobre los motivos de su presencia en este evento, indico que eran 2 razones principales que luego de explicarlas dejaría que las mismas sean juzgadas por la afición chapina:

  1. Directorio de la FIFA, esta temporalmente suspendido por las investigaciones de corrupción, por lo que asumí el rol de máxima autoridad del ente ad honorem, tanto que me hado esta magna institución que es mi manera de retribuirle algo.
  2. Esta vez en el certamen no había representación de un guatemalteco, no se invito a ninguno  de nuestros árbitros FIFA de primer nivel y ni esperanzas que Comunicaciones gane el torneo de la Concachampions si no pasa de la primera ronda. Por lo que mi obligación moral me obligo a asistir al acto como único guatemalteco.

Por último indico que se entregara a las autoridades para que continúen las investigaciones del caso, el 28 de Diciembre, comprometiéndose a darle la primicia sobre hora y lugar de la entrega a este medio.

Con información de nuestro corresponsal Mono Peludo, amante del metal, trova y de tu hermana.